Estás a solo un respirar

Llegará ese día en que sientas que la vida no te ahoga, que podes nadar en ella con las corrientes de sus polaridades sumergido en su verdad

Llegará ese día en que podrás abrir las mochilas y descubrir que tienen dentro, para luego elegir cuáles cargarte a los hombros para seguir el viaje con menos peso y más libertad

Llegará ese día en que te darás cuenta que profesión, instagram, redes, ropa, pensamientos, emociones no te definen ni dicen nada sobre quién sos en realidad

Llegará ese día en que experimentarás que tener una actitud de humildad y servicio ante la vida no es debilidad, sino sabiduría y flexibilidad

Llegará ese día en que te darás cuenta que el golpe es fuerte y muy fuerte, cuando más arriba va nuestro ego porque el nos suelta la mano en la caída sin más

Llegará ese día en que descubrirás que no existe tal «caída» y que el rechazar, intentar tapar y apartar cualquier situación de tu presente te hace sufrir más que darle la bienvenida e invitarlo a pasar

Llegará ese día en el que te darás cuenta que todo sirve cuando escuchamos el mensaje que nos viene a dar

Llegará ese día que serás suave
Muy suave con vos
Muy suave con los demás
Y ahí,
Recién ahí,
Descubrirás que la vida si tiene también suavidad

Que te acaricia

Que te sostiene

Y te susurra:

«Dale, vamos despacio.

Te sostengo.

Te acompaño y cuido en tu caminar»

Ese día,

puede llegar en cualquier momento

Estás a solo un respirar

Con amor,

Bel